¿Harto de pagar la pensión a un hijo mayor de edad que no da ni un palo al agua? La reducción, limitación o incluso extinción de la pensión de alimentos es posible basta con un buen abogado de familia como los que cuenta el BUFETE INURRIA para que estudie bien su asunto y siga la estrategia necesaria para que esa modificación de medida no sea “misión imposible”

El Código Civil regula la pensión alimenticia de los hijos, teniendo derecho a la misma los hijos menores de edad y los hijos mayores de edad que vivan en el domicilio familiar y no tengan independencia económica bien por estar formándose bien porque la real dependencia económica no se daba a una causa imputable a ellos mismos.

Fuera de estos casos, están los “ninis” los cuales se han convertido en una carga para sus padres sin esfuerzo alguno por su parte y que no tienen independencia económica es por causa a ellos imputable.

Desde Bufete Inurria, en nuestros múltiples asuntos sobre esta cuestión, hemos entendido que el progenitor no está obligado a sufragar la indolencia del hijo holgazán pues lo contrario sería favorecer una postura pasiva a la hora salir adelante en la vida.  Afortunadamente son cada vez más las resoluciones a favor de los progenitores que consideran que, en estas circunstancias, la pensión de alimentos no está justificada y proceden a la extinción de la misma, toda vez que la pasividad y apatía de los hijos “ninis” no puede repercutir negativamente en los padres.

Comparte.
1
Hola
¿En qué podemos ayudarle?
Powered by