No sé el de ustedes, pero mi portal está hasta los topes de publicidad del “Black Friday”, y ni que decir de la bandeja de mi correo electrónico, parece ser que todos los negocios se han enganchado a esta “nueva tradición” que estamos adoptando en Europa, en breve hasta la tiendita china de la esquina lo anunciará.

En un principio las primeras empresas que fueron acogiendo este día, que se ha convertido en un fin de semana completo,  enganchándolo al “Cyber Monday” –sí, de ese también tenemos- lo hacían a través de sus portales de internet, y aunque las ofertas se han ido trasladando a las tiendas físicas, lo cierto,  es que la mayor parte de usuarios prefiere evitarse colas y hacer las compras online.

Si eres uno de ellos RECUERDA que igualmente eres un consumidor y como tal tienes reconocidos ciertos derechos que no se desvanecen por comprar online.

Todos los consumidores y usuarios debemos tener presente que en estos días de aparentes “rebajas” pre navideñas,  se  deben aplicar las mismas condiciones que en los periodos regulados para las rebajas,  y que la mayoría conocemos, pero que aquí voy a resumir para que se queden con el dato.

En primer lugar,  tenemos que tener en cuenta que toda, absolutamente toda, la publicidad – sí, esa que te han dejado en el buzón– es vinculante, es decir, no te puede decir una cosa el anuncio y después llegar a la tienda y que te la quieran jugar con otro precio o con otras características del producto, eso va en contra de la ley.

Otra de las cuestiones sobre la cual se ha litigado mucho, es la subida de precio de salida para después practicar la rebaja,  pero no, no se dejen engañar, si tienen algún artículo fichado miren el precio, hagan fotos, capturas, etc., para así poder comparar y repito, no se dejen engañar. Pues esta práctica es mas frecuente de lo que pensamos.

Por último y también un clásico, el cambio de las condiciones post ventas, un artículo rebajado no tiene que tener unas condiciones post ventas diferentes a las del resto del año, los plazos de devolución y cambio, las condiciones de los cambios etc., tienen que ser las mismas, así que atentos.

Si aún a pesar de conocer y estar advertidos de estas cuestiones sienten que han sido engañados –el calor en el momento de la compra de lo que creemos  una “ganga” es lo que tiene-  en ese caso sabes que puedes contar con nosotros para asesorarte y proteger tus derechos como consumidor y usuario.

Comparte.
1
Hola
¿En qué podemos ayudarle?
Powered by