El libro de familia es ese documento que, cuando uno se casa o tiene un hijo, le entrega el Registro Civil para acreditar el parentesco entre la pareja y/o los padres y los hijos.

Su destino natural suele ser un cajón en casa y, muchas veces ni si quiera uno recuerda donde lo guardó. No obstante, este pequeño libro es más útil de lo que parece, pues lo pueden requerir para varias gestiones tales como: empadronar a los hijos, solicitar plaza en una guardería o colegio para los niños o,  para tramitar el alta en la cartilla de la Seguridad Social, el DNI o pasaporte de éstos.

A nivel laboral, también cobra relevancia puesto que puede ser solicitado para cobrar el paro o el subsidio de desempleo ya que se tienen en cuenta las cargas familiares o, incluso, para firmar un contrato laboral y calcular las retenciones que correspondan.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuándo los padres se divorcian? ¿Quien se queda con el libro de familia? No es de extrañar que, por este documento, se desaten discusiones entre los progenitores de los niños.

Si está inmerso en un procedimiento de divorcio y es su «ex» quien tiene el libro de familia, no se preocupe: hay solución. Es posible que cada uno de los progenitores cuente con uno, siempre que cumpla con una serie de requisitos.Si quiere despreocuparse del asunto, no tener que hacer las largas colas en el Registro Civil, y ahorrarse algún que otro rifirrafe con el otro progenitor, puede solicitar al GRUPO INURRIA que le tramite tal gestión. Nosotros nos encargaremos de hacer todas las gestiones y tendrá un nuevo libro de familia en casa para su uso.

Comparte.
1
Hola
¿En qué podemos ayudarle?
Powered by