Como consecuencia de la crisis económica que azota a nuestro país desde hace ya casi una década, muchos de los ciudadanos están teniendo que hacer malabares para llegar a fin de mes.

Una de las ideas, que a priori no parece muy loca, es alquilar una habitación de nuestro pisito de alquiler para así ahorrar en gastos pero ¿nos habilita la Ley de Arrendamiento Urbanos a hacerlo?

Pues, a no ser que se especifique en el contrato,  en principio, este subarriendo de vivienda estaría prohibido y ello porque se necesita el consentimiento previo, expreso y por escrito del propietario, nuestro casero.

Si en el contrato de arrendamiento no se detalla, podremos solicitar autorización al propietario y en caso de obtener la autorización tenemos que tener en cuenta varias premisas:

  • El precio del subarriendo no puede ser superiora la renta que paga el arrendatario.
  • El subarrendatario debe respetar los acuerdos que hubiese con el arrendador.
  • Elarrendador puede reclamar directamente al subarrendatario los pagos  y gastos de conservación pendientes del  arrendatario (artículos 1551 y 1552 C.C.).
  • Si el arrendamiento original termina, el subarrendamiento se extingue automáticamente.
  • El arrendatario que subarrienda, debe permanecer en la vivienda, pues en caso contrario se trataría de una cesión de arrendamiento que se trata de otra figura jurídica.

Si tiene cualquier duda, en cuanto a su contrato de arrendamiento de vivienda, no dude en contactar con el Bufete Inurria, que cuenta con especialistas en derecho inmobiliario con amplia experiencia profesional.

Comparte.
Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarle?
Powered by