El pasado jueves acudí al primer FEDA, esto es: Encuentros del Foro Empresarial del Atlántico, organizado por la Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife (JET). Aunque fue precipitada la invitación, no dudé en aceptar y ajustar agenda para acudir, esperando un día distinto, y allí me encontré con varios amigos, muchos jóvenes emprendedores y algunos compañeros de profesión, además de dos grandes ponentes: D. Antonio Garrigues y D. Cipri Quintas.

La reunión y el network previo ya te advertía: los saludos eran sinceros y gran parte del aforo eran personas jóvenes y auténticas, con ideas brillantes, llenas de ganas de emprender. Ahí pude confirmar que la cosa está cambiando, y además para bien, en el tejido empresarial canario. Contaros que el ambiente era fresco, y muy nuevo, que aunque no faltara algún que otro rancio, lo rancio se está desterrando de aquí y ellos lo saben, poco a poco empiezan a desaparecer. El primer contacto en el hall de bienvenida siempre se inicia con el arte del saludo, Dentro de cualquier sociedad bien estructurada el saludar cortés y educadamente constituye un rito esencial a la hora de entablar relaciones y establecer una sana convivencia. Costumbre consolidada por la dinastía Zhou en sus orígenes hace más de 3.500 años.

Es un juego espectacular observar a las personas a la hora de saludar. Algunos con un fuerte apretón de manos, mirando a los ojos. Otros, abriendo y estrechando el antebrazo, como harían los antiguos romanos. De moda está el abrazo sincero. Y en esta nueva juventud hasta con un “puñito” se saluda. Es un enorme abanico de posibilidades donde también están los que te evitan para no coincidir y evitar dar la cara. Esos que temen el mirarte a los ojos, los que se quedan sorprendidos porque no te habían visto aunque te hayas chocado tres veces con él o ella, oigan. Una maravilla el arte del saludo. – “Ay, no te vi”… Suelen comentar. Bueno, usted es un falso. Y poco soporto la falsedad, la falta de valores y tampoco soy de los que hablan a espaldas así que se lo digo mirándote a los ojos y de frente: -“Eres un falso, Por eso te dedicas a la política, querido”. Dicho esto y yendo a lo que verdaderamente importa, éste evento marca un antes y un después. ¿Y por qué digo esto? Bien, en mis 50 inviernos he asistido e impartido a multitud de reuniones, coloquios, almuerzos y congresos… pero la diferencia la marcan unas sencillas palabras: muchas ganas y talento.WhatsApp Image 2018-11-09 at 10.22.29

Todo se traduce en que un nuevo colectivo joven y millenial lo que quiere es ofrecer, aportar a nuestra sociedad sin miramientos. Nada de casposería. Ellos van de compartir. Además esto quedó muy recalcado por uno de los ponentes: en esta vida se trata de dar sin esperar nada a cambio. Estos jóvenes que arriesgan lo que tienen, que se lanzan a la aventura de emprender, lo saben hacer muy bien. El claro ejemplo es cómo han compartido sus líneas, sus contactos, sus valores y su corazón el pasado martes 30 con nosotros. Nos han traído ellos a estos magníficos comunicadores: D. Cipri Quintas y D. Antonio Garrigues. Ponentes con unos valores y una capacidad de inspirar a nuestros jóvenes con categoría de monumento. En ese foro me encontré con la humildad y la arrogancia. Me encontré con el tener y con el ser. Y también con el punto medio. Aunque lo único cierto es que aquí hay talento y mucho, sin necesidad de másteres ni de amiguetes, solo con experiencias que son resultado de la constancia, la disciplina y de muchas horas currando. Y por eso hoy quiero felicitar a nuestros Jovenes Empresarios de Tenerife y compartir mi sensación con los lectores de esta crónica dominical el que conozcan que hay herederos para nuestra tierra y no son de fuera; son de aquí. Apostando por este futuro, nos hará más dinámico.

Pueden leerme en la Opinión de Tenerife todos los domingos.
Comparte.
1
×
Hola
¿En qué podemos ayudarle?